La amputación de extremidades en el perro o gato.

La amputación de extremidades en el perro y en el gato.

Como consecuencia de grandes fracturas producidas por traumatismos ( atropellos, caidas desde pisos), tumores óseos, disparos por arma de fuego, mordeduras extensas y graves de perro, gato o serpiente, gangrenas……muchas veces nos encontrados en la encrucijada de tener que amputar quirúrgicamente una extremedad gravemente afectada e imposible de recuperar, una vez hemos valorado el estado general de un animal.

La decisión del propietario para autorizar ese acto quirúrgico la mayoría de las veces es afirmativa, siempre y cuando el animal no sufra con un correcto protocolo de analgesia y manejo del dolor.

El factor psicológico que afecta al hombre en la misma situación no ocurre en el perro o en el gato, siendo el 100 % de los animales operados satisfactoria llevando una vida normal, pues con el resto de las tres extremidades, compensa los apoyos o aplomos como un animal normal.

Aunque con cierta limitación al principio y tras el correspondiente protocolo de curas y analgésicos tras la operación y un periodo de rehabilitación que va desde 1 a 3 meses estos animales no son prácticamente conscientes de su situación llevando una vida absolútamente normal, destacando la tremenda capacidad de adaptación de los animales compensando su tara con el resto de extremidades y disfrutando de la compañía de su amo, de sus paseos y de sus caricias.

De los más de 30 animales operados por amputación en los últimos años todos sus propietarios no han tenido sentido de arrepentimiento de los realizado con sus animales.

Autor: Jose V. Griñán

Jose Vicente Griñán es veterinario del hospital JG desde 1994 y está especialmente formado en cardiología, electrocardiografía, ecografía, ecocardiografía, oncología, enfermedades infecciosas y parasitarias, y en medicina de reptiles. www.vetjg.com

2 opiniones en “La amputación de extremidades en el perro o gato.”

  1. Mi perro le ha sido amputada la pata trasera el segundo día presento sanguaza mal oliente y la otra pata está sumamente hinchada es normal?

    1. No debe ser maloliente la supuración si está tomando antibióticos y las curas son las adecuadas. Algo falla. El hinchazón de la otra tampoco es normal, no tiene razón para estarlo. Revise el estado del corazón y el drenaje vascular de la otra extremidad. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.