0

Intoxicación en el perro por la planta Adelfa

Todos sabemos las costumbres de los perros, principalmente cachorros,  de llevarse todo a la boca mientras juegan, pero muchas veces no somos conscientes de los peligros que les acechan a la vuelta de la esquina.

Hace pocos días tuvimos la suerte de salvar a tiempo un cachorro de caniche que estuvo mordisqueando flores de adelfa ( también llamado baladre o laurel rosa ( Nerium olenader ) y su similar Thevetia peruviana o laurel amarillo.

Dichas plantas ( más la primera), las tenemos omnipresentes en todos los jardines y parques, medianas de carreteras y calles, con sus bonitas y aromáticas flores, sin saber que es una de las plantas más tóxicas existentes, para los niños y los animales.

Es una planta arbustiva, de fácil cultivo, resistente al frío y a la sequía, con flores de varios colores ( rosa, rojo, amarillo o blanco)

Es tóxica toda la planta, más las flores y las vainas y aunque de agradable aroma es peligrosa incluso el agua del jarrón que lo contenga o el humo al quemarse en hogueras o como leña para cocinar. Es tóxica para el ganado y reptiles herbívoros como la iguana o la tortuga terrestre, incluso la miel obtenida de sus flores es tóxica.

Contienen entre otros compuestos, glucósidos cardiotónicos, sustancias que pueden llegar a producir desde cólicos agudos y diarreas, hasta convulsiones y parada cardiorespiratoria o arritmias.

Dicho cachorro que era un polvorilla, acudió con intensa apatía, vómitos y bradicardia…y tras un lavado gástrico, control electrocardiográfico y la administración de protectores intestinales y antiarrítmicos adecuados consiguió sobreponerse.