0

La situación de nuestros galgos abandonados

¿ Qué pasa con los galgos en este país ?

Increible pero cierto que el galgo sea el animal más abandonado y el más maltratado en nuestro país.

No hay nada más tierno que la mirada inocente de un galgo español

Un animal considerado bello, noble y elegante por todos los que hemos adoptado o tenido alguno de ellos alguna vez. Muy tímido de por sí pero con una tremenda alegría y fortaleza cuando corre y juega en libertad.

Demandado para la caza del conejo y la liebre por la zona del este y sur de España y para las carreras de perros sobre todo en Cataluña, es fuente de ingresos y negocio para gente sin escrúpulos al que cede, mata o abandona cuando ya no es útil para ello.

Duras además son las condiciones de entrenamiento y durante la caza, hasta la extenuación o muerte por golpe de calor, por no nombrar las malas condiciones higiénicas, sanitarias y de alimentación que sufren la mayoría de ellos.

En un país de leyes y normas aún no les ha llegado al alma a los políticos solucionar este problema de maltrato y abandono canino. Nuestras protectoras y albergues están desbordados…..

Este bonito y luchador macho se recupera de una fractura de carpo y otros desgarros ocasionados por un atropello. Fotos gentileza de su propietario y adoptante.

El problema se solucionaría identificando y llevar el seguimiento de estos animales, obligando a todos los posibles y potenciales galgueros maltratadores a ello y permitiendo un número máximo…hay realas de galgueros y proveedores de caninos para las carreras, que llegan a más de 30 animales por persona ¡¡¡ de los que sólo unos pocos servirán, entrando en la cadena de traspaso o cesión entre galgueros, siendo el resto maltratados, abandonados, asesinados o incluso ahorcados ¡¡¡¡

Gracias a la labor del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza), Guardia Civil y Policía en general, hay un control bastante eficaz en la persecución de estos delitos, así como muchas las personas que colaboramos en la adopción o acogida de estos pobres animales, procurándoles el mayor bienestar posible, así como la labor que realizan los diversos clubs y federaciones del galgo en el registro y control de la raza galgo español y la de los diversos podencos y otra razas que también puedan ser sometidas a estas vejaciones.