3

Las 10 ventajas de tener un perro en vez de un gato como mascota

  1. El perro es “el mejor amigo del hombre”: parece un tópico pero es real. Es un animal de constumbres sociales, que ha convivido siempre en grupos perfectamente jerarquizados, con lo que nunca tendrá dudas respecto a quien es su dueño al que será fiel y le aportará amor incondicional durante toda su vida. Por contra, el gato es un animal solitario y territorial.

  2. Su inteligencia (habilidad para aprender, pensar y resolver problemas) es superior, solo equiparable al caballo o el delfín. Aun el perro más introvertido o distraido puede obedecer más facilmente el entrenamiento que un gato.
  3. Aceptan, de mejor grado, estar en un área cerrada como es el caso de una jaula temporal para su transporte u otro lugar cerrado y aprenden facilmente comportamientos como por ejemplo mantener su espacio limpio.
  4. Nos ayudan a mantenernos en forma: los perros necesitan actividad y la obligación de los paseos diarios nos servirá de estímulo y nos aportará beneficios físicos.
  5. Es más fácil viajar con perros y, en general, soportan mejor los cambios de hábitat, mudanzas, etc. En el gato, cualquier novedad que suponga una pérdida de referencias va a desencadenar respuestas de strés.
  6. La defensa y guarda de la propiedad: representan uno de los métodos más eficaces para nuestra seguridad y la de nuestro hogar, inclusive mucho mejor que las alarmas.
  7. No son más caros de mantener, al contrario de lo que se suele pensar. Sólo hay que elegir la raza y el tamaño adecuado a nuestras posibilidades económicas.
  8. Aumentan nuestra autoestima: el mayor grado de intercomunicación al que nos obliga un perro, esto es, darle de comer y sacarlo a pasear a deteminadas horas, bañarlo, jugar con él, etc, nos hace más responsables tanto a los adultos como a los niños, lo que mejora nuestro estado emocional y aumenta nuestras habilidades sociales.
  9. Son excelentes “coterapeutas”, capaces de realizar un verdadero trabajo social: Su oido y olfato están muy desarrollados, siendo éste último su principal órgano sensorial. Ello, asociado a su gran capacidad de aprendizaje, les hace muy eficaces para la búsqueda de personas perdidas, en grandes catástrofes… así como acompañamiento de discapacitados físicos y sensoriales, y de personas de la tercera edad.
  10. A nivel médico, son pacientes más “fáciles”: en general, y salvo excepciones, es más fácil su manejo en consulta, responden mejor a las órdenes, demuestran con mayor transparencia sus estados patológicos y soportan mejor el estrés que supone la hospitalización.

¡¡¡ no se apuren los amantes de los felinos: tenemos otro post en este blog con las 10 ventajas de tener un gato en vez de un perro como mascota. ¡¡¡¡

  1. Javier dice:

    Se podría hacer un artículo como este pero con diez cosas a favor de los gatos,como que no son tan sucios como los perros,no hay que sacarlos a pasear(no todo el mundo lo ve como una ventaja),también es un excelente animal de compañía que sirve de “terapia”,hace sus necesidades en su lugar y no por toda la casa,no rompe zapatillas y mas cosas mordiendolas,en fin todo depende de quien escriba el artículo,me ha parecido poco imparcial.

    • Juan Griñan dice:

      efectivamente, tiene toda la razón.
      Como figura al final del post, en unos días aparecerán las 10 ventajas de tener un gato ¡¡
      luego las 10 ventajas de tener un loro como mascota, etc..

      muchas gracias por el comentario
      saludos

  2. pepe clerigues dice:

    interesantes articulo…ante la duda yo tengo uno de cada y me beneficio de las ventajas de ambos…aunque ultimamente soy mas de gato