0

Alimentación específica para hembras gestantes y durante la lactación.

Es un periodo muy especial y bonito, tanto para nuestra perra, como para su familia, y por ello hay que proporcionarle todo lo mejor, desde más atenciones y cariño…hasta una alimentación que sea capaz de cubrir todas las necesidades de la madre, y de los fetos.

Cuando nuestra perra está a término, y después comienza con la lactación, la alimentación es conveniente modificarla, ya que las demandas nutricionales son mucho mayores. Los fetos crecen mucho más rápido a partir del día 40 de la gestación, y durante esta fase, el esqueleto y los cartílagos de los fetos se mineraliza, por este importantísimo motivo hay que alimentar a la futura mamá con una comida que le aporte mayor energía, minerales, proteínas de calidad, hierro, hidratos de carbono, grasas y ácidos grasos esenciales; siempre controlando la cantidad que come, dependiendo de su tamaño, para asi evitar la obesidad, que podría dar problemas durante el parto. Todos estos aportes son necesarios por varias razones:

Minerales: las necesidades de cálcio y fósforo aumentan por el rápido crecimiento de los fetos, pero estas cantidades siempre deben respetar la proporción adecuada. El cinc también es un mineral de mucha importancia durante la gestación.

Proteínas: son esenciales para un buen desarrollo de los fetos.

Grasas y Ácidos grasos esenciales: necesarios como precursores endocrinos, y para las funciones de la membrana celular. Son fundamentales para que la madre se recupere adecuadamente.

Hidratos de carbono: más de la mitad de la energía que la perra gestante destina a sus fetos, proviene de la glucosa.

La leche de la perra tiene un alto contenido en proteínas y mucha más grasa que la leche de vaca. Durante la lactación, la mamá produce gran cantidad de leche, por eso debe ser alimentada también con comida específica que tenga un alto contenido en proteínas y energía; es tan sumamente importante que si no está alimentada adecuadamente, podría perder tanto peso, que dejaría de producir leche. Con la producción de leche, pierde tanta energía cono si tuviera un importante desgaste físico. Por supuesto debe tener siempre agua limpia y fresca, ya que el agua ingerida influye en la cantidad de leche que produce. Durante la lactación, sí se puede ofrecer ad libitum la comida, para evitar la reducción de producción de leche.

Se puede proporcionar suplementos de calcio o alimentos ricos en calcio, como queso fresco, etc…pero esto no es necesario para un buen desarrollo fetal si la mamá se está alimentando con una dieta bien equilibrada, de alta calidad y específica para esta fase de su vida.

Existe en el mercado alimento de alta gama completo para esta etepa de nuestra perra, para asegurarnos de que no va a tener  ninguna deficiencia nutricional la mamá, ni los cachorros.