0

Otro peligro en nuestro jardín: la ortiga.

Una planta ortiga mostrando los pelos urticantes

La ortiga una de las plantas silvestres más frecuentes e invasoras de nuestro jardín y considerada una mala hierba, puede resultar potencialmente peligrosa tanto para el hombre como para nuestros pequeños animales.

Se utiliza en herboristería con muchas propiedades medicinales, en forma seca molida o en sobrecitos como diurética o tratada o cocida en ensalada por ser ricas en vitaminas y sales minerales o incluso para fabricar ropa o papel o los extractos de raíz que tienen indicación en la hiperplasia prostática benigna canina….

Inmadiata reacción cutánea pruriginosa en la piel.

Sin embargo por contacto directo con la piel puede ser peligrosa ante la presencia de pelos urticantes muy frágiles en sus hojas y tallos por la existencia en ellos de ácidos orgánicos como el ácido fórmico ( o metanoico), oxálico…histamina,resinas y otras sustancias que producen una reacción tanto alérgica como por quemadura solo con un simple roce, muy dolorosa y urticante ( de ahí su nombre), con intenso picor y escozor en algunos animales sobre todo de piel fina o en zonas sin pelo como las ingles, cara y axilas, sobre todo en animales de raza pequeña: yorkshire, caniche, chihuahua, etc. que por su pequeño tamaño pueden tener más contacto con la planta, que no supera los 60 cm de altura.

Frecuente sobre todo en primavera, del género Urtica ( hay dos especies: Urtica dioica y Urtica urens) , los perros y gatos al jugar en los jardines en un primer contacto pueden también ingerirla con la consiguiente quemadura de la cavidad bucal.

Los animales pueden acudir a consulta con un intenso cuadro de picor o inquietud o bien con signos de reacción anafiláctica con hinchazón de los labios, cara y párpados y confundirse con una picadura de insecto.

Animal con intensa reacción anafiláctica en la cara precisando con urgencia medicación.

Al igual que en la picadura de insecto si se localiza el sitio exacto en el animal, se puede neutralizar digamos ese veneno ácido con una pequeña dilución de amoniaco con un algodón, un baño frío de la zona para calmar el picor, o alguna pomada antiinflamatoria con cortisona.

En casos más graves es necesario acudir cuanto antes a la consulta veterinaria para la administración de un antialérgico más potente y vía endovenosa como el urbason ( metilprednisolona) y tener el animal varias horas en observación hasta disminuir el hinchazón cutáneo.