0

Prevención vacunal frente al virus del moquillo en Hurones.

La vacuna frente al moquillo es la más importante en la pauta vacunal de los hurones. Se recomienda usar una vacuna viva modificada para proteger contra el moquillo. Las vacunas muertas no ofrecen una protección fiable. Se deben usar vacunas que no deriven de líneas celulares de hurón porque los hurones vacunados con estas líneas celulares pueden reproducir la enfermedad, especialmente en animales inmunodeprimidos o enfermos crónicos.

Hay que evitar, en lo posible, utilizar vacunas multivalentes caninas, que pueden estar asociadas a efectos adversos. Si bien su uso hoy en día no parece entrañar peligro pues es larga la experiencia que se tiene en su uso y hay que recordar que en España no se comercializan vacunas contra moquillo aprobadas para hurones, como ocurre en otros países.

Si un brote ocurre en un grupo de hurones susceptibles, todos los animales clínicamente afectados deberían ser aislados, y los hurones sanos inmediatamente vacunados. Sin embargo, vacunar a los hurones no vacunados en el comienzo de un brote puede no parar la infección y la mortalidad. El moquillo es relativamente lábil y su infectividad es destruida por el calor, la sequedad ambiental, los detergentes y los desinfectantes. Una pauta rutinaria de limpieza y desinfección es efectiva para destruir el moquillo en superficies duras.

La vida media de los anticuerpos maternales contra el virus del moquillo canino en hurones es de unos 9 días y medio. Hay que administrarles a los hurones series vacunales a las 6-8, a las 10-12 y a las 13-14 semanas de edad. Administrando recuerdos de vacunación anualmente.

Hay informes anecdóticos de reacciones seguidas a vacunación de moquillo en hurones. Los hurones pueden vomitar, tener diarrea y presentar eritemas en la piel junto con algo de fiebre. Los hurones deberan estar monitorizados en la sala de espera o por el propietaro al menos 30 minutos despues de recivir la vacuna del moquillo. También tenemos que asegurarnos de que no lleven mucho tiempo en ayunas antes de aplicarles la vacuna pues así ayudaremos a pasar el mal trago mejor.

Las revacunaciones de moquillo se harán cada 3 semanas después de la primera aplicación (hacia la 6-8ª semana) y con un total de 3 aplicaciones. La administración de sólo 2 vacunas no aseguraría la inmunidad del animal en caso de que se produzca un brote de moquillo.Los hurones adultos no vacunados de cachorro deberían ser vacunados 3 veces con una cadencia de 15-21 días.