0

Alimentación de un erizo mantenido como mascota.

El erizo se encuadra dentro del orden de los insectívoros y la alimentación que más se ajusta a sus necesidades tendría una composición muy similar a la siguiente:

* Proteínas: no más de 25%
* Grasas: no más de 5%
* Fibra: de 15-20%

Los erizos necesitan un nivel de proteínas alto y que la fuente de proteínas sea de origen animal y de buena calidad, mejor de pollo/ternera que de subproductos de origen animal. Todo lo que supere la cantidad recomendada queda acumulado en su organismo ya que su cuerpo no la asimila.

En lo tocante a las grasas hay que tener cuidado pues por encima de unos valores de 5% los erizos no metabolizan el sobrante y se va acumulando en sus cuerpos provocando obesidad, además si se acumula en hígado puede dar lugar a graves problemas de salud.

Así mismo los requerimientos en cuanto a fibra son considerables, entre un 15 y 20%. Siempre y cuando el pienso que hayamos elegido para alimentar a nuestro erizo no llegue a ese mínimo de fibra deberemos compensar esa carencia con otras fuentes de fibra, a saber:

* Plantas: La celulosa forma parte de las paredes celulares vegetales, como pueden ser las verduras, las frutas, los cereales y las legumbres.
* Animales: La quitina de las cáscaras de crustáceos, insectos y anélidos.
* Hongos: Las paredes celulares de los hongos están compuestas de quitina.

Cuando los erizos son jóvenes se puede emplear un pienso para gatitos de alta calidad (proteínas de origen animal, no de subsproductos y con bajo porcentaje de cereales en su formulación) y en erizos adultos un pienso para gatos adultos tipo light también de alta calidad para evitar sobrepeso se considera adecuado. En ambos casos se aconseja suplementar los piensos con fibra procedente de verduras fruta o de insectos hasta completar un 15% de su dieta, aproximadamente. Podemos darles pequeños trozos de fruta siempre evitando kiwis, aguacates y cítricos y en cuanto a verduras daremos la zanahoria cocida y el resto en crudo como el brócoli, pepino, algo de patata, evitando cebolla, ajos y pimientos.

La carne de pollo o el pavo y los huevos cocidos, el salmón y el atún, son otros alimentos que nuestro erizo aceptará de buen grado. Igualmente, son apropiadas las latas de comida de gato sin abusar de ellas.

Los insectos son, además, una parte importante de la dieta del erizo. Siempre es bueno dar a nuestra mascota algunos insectos a la semana como cucarachas, grillos, langostas o saltamontes, tenebrios, etc., siempre procedentes de tiendas de animales o veterinarios, o bien criados por nosotros mismos, para evitar que estén contaminados con insecticidas si los recogemos del campo.

La cantidad de pienso que hay que ponerles será “ad libitum” en hembras gestantes y erizos jóvenes e iremos racionando en adultos hacia las dos cucharadas soperas con una cucharada de fruta/verdura al día y varias piezas de insectos a la semana. El agua deberá estar siempre a su disposición y siempre limpia y fresca.

Con todo lo dicho podemos decir que realmente son ovnívoros pues se alimentan tanto de nutrientes animales como vegetales. Otros, sin embargo, al pertenecer al orden de los insectívoros prefieren alimentarlos con dietas preparadas específicamente para ellos, sobre todo en zoológicos o centros veterinarios especializados si bien no son fáciles de localizar en tiendas normales.En Europa y EEUU se comercializan algunos piensos específicos para erizos que aún son difíciles de conseguir en España pero que se podrían pedir vía internet o un centro veterinario especializado en exóticos.