0

Alimentación de un hurón mantenido como mascota

El pilar fundamental de la dieta debe estar compuesto por un pienso compuesto de buena calidad. Son carnívoros estrictos y requieren de alto % de proteína 30-40(35)% y grasa 18-30(23)% animal. Las necesidades de proteína son especialmente altas en el caso de los hurones con respecto a otros animales. Debe ser proteína de alta calidad pues sólo pasa en el intestino del hurón unas 3-4 horas. La proteína vegetal no cubre sus necesidades e incluso favorece el desarrollo de cálculos urinarios. La cantidad de fibra debe ser muy baja pues su sistema digestivo no está acondicionado a digerirla bien e incluso puede ser perjudicial en exceso.

No necesita porcentajes altos de carbohidratos porque no posee suficiente flora intestinal que los metabolice, por lo que obtienen la glucosa mediante la gluconeogénesis hepática a partir de aminoácidos.  Además, se sospecha que pudiera tener cierta relación con la aparición de distintas enfermedades en hurones sensibles a su aporte en la dieta.

Contrariamente a lo que se pudiese pensar, a los hurones no les gusta tanto el pescado como a sus primos los visones, es más, a la mayoría les gusta poco y a algunos, nada. Es por eso que podemos evitar darles alimentos preparados a partir de pescado y así también contribuiremos a que huelan menos, pues el pescado aumenta el olor corporal del hurón.

No está recomendada la administración de productos lácteos, chocolate o cafeína pues suelen ser causantes de alteraciones intestinales como flatulencias y  diarreas.

Al igual que en el caso de los gatos necesitan ingerir una serie de moléculas que les resultan necesarias para mantenerse sanos como el aminoácido Taurina y al mismo tiempo hay quetener cuidado con los complementos vitamínicos pues estos animales son muy sensibles a los excesos de vitamina A.

Ya existen piensos en el mercado realizados para la alimentación de los hurones que cumplen todas estos requisitos. Si no encontrásemos estos productos podríamos sustituirlos por pienso de alta calidad de gatos, nunca de perro pues no cumple los mínimos exigidos en cuanto a aminoácidos esenciales para los hurones y en cuanto a necesidades energéticas. Hasta los tres o cuatro años se les puede dar pienso para gatitos, pero a partir de esta edad el exceso de proteína puede ser perjudicial para el hígado del animal.

Esta dieta puede complementarse con múltiples “golosinas” como mantequilla, huevos de codorniz cocidos, pasas (no abusar de ellas , 2-3 al día, pues contienen mucha fibra), manzana, pera, melón o papilla de pollo para bebes siempre en escasa cantidad, nunca comida rica en azúcar, sal o especias… si bien hay que aclarar que estas golosinas no pueden constituir la base de la alimentación del hurón. La carne cruda les resulta muy apetecible si bien es cierto que puede ser fuente de parasitosis indeseables, Salmonella, Campylobacter y Lysteria. No ofrecer premios con demasiada frecuencia pues si no se puede producir un desequilibrio nutricional, sólo cuando se quiera enseñarles algo como a subir al hombro del dueño, acudir a una llamada… etc.

Debido al rápido tránsito intestinal (3-4h) los hurones deben tener comida siempre disponible, ellos se regulan y no suelen tener problemas de obesidad (suelen engordar de forma natural para el invierno, reminiscencia de su pasada vida en la naturaleza) y agua ad libitum.

El componente principal de la dieta ha de ser en cualquier caso pienso seco. El alimento húmedo, debido a su mayor contenido en agua, con frecuencia tiene niveles de proteína insuficientes, además no previene el sarro de sus dientes como hace el pienso seco.

Espero que este artículo os haya servido de ayuda y así podais cuidar un poco más y mejor de vuestra mascota preferida.