0

El ciclo sexual de la perra

El objetivo de este pequeño artículo es dar unas pequeñas nociones para la mejor comprensión de la fisiología reproductiva de la perra.

Empezaremos diciendo que la pubertad es la aparicion de la actividad cíclica sexual y tiene lugar entre los 6 y los 18 meses de edad variando según las razas, siendo la media de unos 8 meses. Las razas de pequeño tamaño presentan una pubertad mas precoz (tienen el primer celo antes que las perras grandes).

El ciclo sexual de la perra es en comparación con el resto de los animales domésticos único en muchos aspectos ya que el tiempo que transcurre entre los periodos de celo (5-7 meses) es muy largo en proporción al tiempo de gestación (63 dias) y la ovulación de produce una sóla vez (pero en varios días) por celo. Los periodos entre celos de una perra pueden variar entre 5-12 meses sin razón patológica (aunque lo más normal es que sea de 6 meses), siendo lo importante la regularidad entre los ciclos en una misma perra.

El ciclo sexual se divide en 4 etapas:

PROESTRO: tiene una duración media de 3-15 dias. Las manifestaciones externas son aumento del volumen de la vulva, pérdidas sanguíneas vulvares y atracción de los machos. En esta fase la perra no admite la monta del macho.

ESTRO: popularmente conocido como periodo de CELO. Tiene una duración de 3 a 10 dias. La vulva está edémica, hay una reducción de las pérdidas vulvares y gran atracción de los machos: es en este momento cuando se produce la ovulación, monta del macho y gestación.

METAESTRO ( de 110 a 140 dias): este periodo comprende la gestación, parto y lactación si se produjo fecundación y la regresión a la normalidad de los tejidos si no se produjo.

ANOESTRO (de 150 a 250 dias): ahora no hay signos exteriores y es el periodo ideal para realizar toda clase de intervenciones ( ovariectomia, ligadura de trompas…..).

Así pues, la ovulación tiene lugar durante el periodo de celo y se trata de una ovulación espontánea por lo que para progamar una gestación deseada hay que sincronizar a la perfección el momento óptimo de la perra teniendo en cuenta que la aceptación del macho no nos indica obligatoriamente el momento de la ovulación coincidiendo así sólo en un 80% de los casos. Con mayor frecuencia es entre el dia 10 y 14 del comienzo del celo, aunque en menos de 1 minuto se puede confirmar con un frotis vaginal.

En algunas ocasiones, y a pesar de estar en celo, la perra rechaza a su pretendiente, incluso por motivos psicológicos, “ya que no le gusta el novio”. Es en este caso y en otros, como dificultades físicas de monta, machos demasiados grandes, etc… cuando está indicada la INSEMINACIÓN ARTIFICIAL, que es una técnica muy sencilla y rápida y se realiza con casi el 100% de efectividad. En esta técnica, en la clínica se procede a la masturbación del macho y obtención del semen, que previo estudio, se “inyecta” en el canal reproductivo de la hembra, utilizando una sonda. A los 21 días se puede confirmar la gestación mediante la realización de una ecografía, e incluso antes, mediante un análisis de sangre.

El semen obtenido se puede fraccionar en pequeñas dosis y congelar con nitrógeno líquido, obteniendo un banco de semen congelado.

A veces es necesario inhibir temporalmente la aparición del celo mediante la utilización de pastillas (no recomendable) o una inyección cada 6 meses. Y en otras ocasiones está recomendado inhibir para siempre el celo (castración) mediante la realización de una ovariectomía (extirpación de los ovarios). Si se desea que la perra tenga su ciclo sexual normal, sea montada cuando esté en celo y no se quede preñada, se le puede realizar una ligadura de trompas o una histerectomía (extirpación del útero).