0

Enfermedades infecciosas del perro (parte I)

LAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS EN EL PERRO

Existen multitud de enfermedades infecciosas o infecto-contagiosas para el perro, bien de origen vírico, bacteriano, parasitario, fúngico…algunas de las cuales incluso pueden afectar al ser humano ( zoonosis).

Algunas de ellas, pueden prevenirse con un protocolo de vacunaciones (sobre todo las víricas), como en nuestros hijos, siguiendo un plan vacunal desde cachorro y un siguiente recordatorio anual.

Algunas son bastante peligrosas por su capacidad de contagio o por su riesgo de muerte por la enfermedad producida ( morbilidad y mortalidad ), siendo por ello importante estar informado a la hora de adquirir un cachorro y saber qué otras enfermedades pueden afectar al individuo adulto durante toda su vida.

Los cachorros al nacer ya tienen una cierta inmunidad natural, bien vía maternal o bien vía calostral durante la lactación, pero esa inmunidad se reduce para la mayoría de los agente infecciosos a partir de los dos meses de edad, siendo por ello esa edad a la que se debe de empezar un protocolo vacunal por parte del veterinario, así como evitar la exposición a esos agentes para evitar el contagio y tomar otras medidas higiénicas y preventivas para mantener una perfecta salud del animal en todo momento.

Entre las enfermedades del perro, tenemos el siguiente listado, del que comentaremos las diez u once más comunes:

1.- De origen vírico:

-Parvovirosis

-Moquillo

-Tos de las perreras

-Hepatitis vírica

-Rabia

-Coronavirosis.

2.-De origen bacteriano:

-Leptospirosis

-Tuberculosis

-Brucelosis

-Carbunco o antrax

-Tétanos

3.-De origen parasitario:

———-Parasitosis internas: – por gusanos y tenias: Ascaridiasis, Anquilostomiasis y Teniasis

– por protozoos: Giardiasis, Toxoplasmosis y Coccidiosis

-Parasitosis transmitidas por vectores ( mosquitos, garrapatas, etc…)

-Leishmaniosis

-Filariosis

-Aquí incluiremos también la -Ehrlichiosis

-Babesiosis

-Borreliosis o enfermedad de Lyme

—————-Parasitosis externas: Pulgas, piojos, garrapatas, Cheyletielosis

4.-De origen fúngico:

La mayoría ocurren en animales inmunodeprimidos o concomitante con otras infecciones debilitantes:

-Aspergillosis

-Histoplasmosis

-Tiñas o dermatofitos.

-PARVOVIROSIS CANINA:

Enfermedad muchas veces mortal en cachorros de pocas semanas de edad o mal vacunados, que cursa con severos cuadros de gastroenteritis. El rottweiler y otras razas puras son muy sensibles al virus.

Es altamente contagiosa, iniciándose a los pocos días del contacto con un portador ( como la mayoría de las virosis ) o por objetos contaminados con sus excrementos, orines y incluso por lamidos durante el juego en la calle, parques, perreras, etc.

Cursa con fiebre alta, depresión y pérdida del apetito, seguido por vómitos y diarreas con sangre, hasta deshidratación extrema, shock y muerte.

En algunos animales puede afectarse el corazón como causa de muerte súbita o como secuela permanente con arritmias cardiacas. El tratamiento oportuno en fases iniciales puede ayudar a salvar la vida del animal.

La vacunación se muestra como una manera segura de prevenir la Parvovirosis Canina, siempre a realizar entre los dos y los cuatro meses de edad.

-DISTEMPER O MOQUILLO CANINO:

Virus emparentado al del sarampión del ser humano, puede presentar diferentes cuadros clínicos según la susceptibilidad del animal: gastroenteritis, neumonías, lesiones cutáneas-oculares, convulsiones o secuelas nerviosas como parálisis o tics nerviosos permanentes en el mejor de los casos. A diferencia de la parvovirosis puede afectar a animales de cualquier edad.

El pronóstico es malo cuando hay afectación nerviosa y el tratamiento no suele resultar muy eficaz en formas no iniciales. Se recomienda por tanto completar el programa de vacunación específico.