0

Intoxicación por plantas en el perro y gato: Lo que debemos de saber. Introducción

INTOXICACION POR PLANTAS:

Tanto los niños como los animales tienen a disposición y contacto infinidad de productos de limpieza, fertilizantes, pesticidas, raticidas y fármacos, pero raras veces somos conscientes del potencial tóxico de gran variedad de plantas tóxicas o incluso insectos ( avispas, larvas de procesionaria, arañas, escorpiones…) o reptiles (mordeduras de serpientes venenosas…) que suelen ser motivo ocasional, pero grave e importante de intoxicación que debemos de tratar cuanto antes.

Lo mejor es prevenir y saber lo que tenemos alrededor, así que en próximos artículos os iré hablando y comentando casos y datos de la mayoría de ellos, tanto de plantas tóxicas como de animales potencialmente venenosos, dando algunas referencias, imágenes y consejos.


Planta tóxica o venenosa es aquella que en cualquiera de sus partes ( raiz, hoja, tallo, corteza, flor, fruto, semilla…) y en cualquier fase o ciclo de vida de la planta o momento del año, puede contener cualquier sustancia o principio activo que por ingestión o por contacto directo con la piel o mucosas resulte perjudicial para el ser humano o los animales.


Estas sustancias pueden ser de diverso mecanismo de acción tóxico y composición, existiendo en según qué planta: alcaloides, taninos, sales de oxalato y otros ácidos, resinas, glucósidos cardiacos, sustancias hipoglicemiantes, fotosensibilizantes, nitritos, fitotoxinas, alcoholes, esencias, incluso algunos con efecto pesticida…

No se trata de demonizar a las plantas pero cuando se juega con algunas o partes de ellas, pueden producir por contacto con la piel, urticarias y diversas dermatitis pero cuando se ingieren accidentalmente puede producir diversos cuadros:  gastroenteritis normalmente pero también casos de convulsiones, hemorragias o muerte por paro cardiaco ¡¡  ya que algunos de estos tóxicos y según cómo se las clasifique a las plantas pueden dar una sintomatología de intoxicación gastrointestinal, neurológica, cardiaca, cutánea, renal, etc.

Muchas de estas plantas las tenemos en casa como ornamentales o bien de exterior en jardines, parques, medianas de carreteras o de una manera salvaje en la naturaleza o incluso vengan disimuladas en las macetas que compramos en los viveros, sin saberlo…


Podemos también incluir en esta lista algunos condimentos ( como el laurel, anís, hinojo, eucalipto…), alimentos (almendras amargas y otras semillas como las de ciruelo o melocotón, frijoles, piel de la patata, ajo, hojas de la zanahoria…) y muchas que se destruyen con la cocción ( berenjenas, mandioca), la oxidación o el procesado culinario…

Una planta puede resultar muy bonita y vistosa en nuestro hogar o jardín, pero muchas veces desconocemos qué es lo que regamos y cuidamos ( o comemos ), por lo que debemos reconocer las potencialmente tóxicas y no tocar o ingerir las que no conozcamos y más cuando tenemos niños o animales ( perros o cachorros, en general, más que lo gatos que son más selectivos, aunque también susceptibles).

La mayoría de las plantas pueden presentar toxinas, de hecho, muchos compuestos farmacológicos se obtienen por procesado de ellas y resultan beneficiosas a dosis adecuadas pero mortales incluso a dosis excesivas. Por ese motivo la legislación española ha prohibido el uso de algunas especies vegetales en jardines, mediante decretos y normativas legales, se han retirado otras de espacios públicos y se ha prohibido su venta en tiendas y vivieros, así como su exportación o importación.

Algunas incluso asustan al leer su nombre común o tradicional: matapollo, revientavacas, adormidera, pepinillo del diablo, nueza negra, muermera..