0

La gran familia de los conejos y liebres.

Los conejos y las liebres se separaron de los roedores hace muchos miles de años en la escala evolutiva. Sus primos más cercanos son las picas, que son unos pequeños lagomorfos con orejas muy cortas  y que, normalmente, viven en zonas rocosas.

La clasificación de los conejos y liebres se realiza en once géneros, muchos de los cuales sólo tienen una especie que los define. En total son 54 especies distintas quienes componen esta gran familia. Por regla general las liebres son más rápidas y grandes que los conejos. Hacen sus madrigueras entre la hierba de la superficie y no cavan hoyos como los conejos.  A estos últimos les gusta vivir en madrigueras en una comunidad grande y a aquellas les gusta más la vida en libertad. Una característica fisiológica que los distingue bien es que las crías de las liebres suelen ser muy precoces; nacen con pelo, son capaces de correr y comer al poco de nacer y sus órganos de los sentidos se encuentran bien desarrollados desde el nacimiento. En el caso de los conejos, estos son totalmente indefensos hasta el destete, nacen sin pelo, ciegos, sordos e incapaces de moverse y alimentarse por sí mismos.

Bunolagus monticularis: Conejo de los bosquimanos o ribereño de Sudáfrica. Se caracteriza por presentar una línea negra en los carrillos a modo de “bigotes”.

Caprolagus hispidus: Se discute mucho sobre el nombramiento de esta especie como conejo de Assam o liebre híspida pues no se define bien de una u otra manera. Viven en las laderas de la  vertiente sur de la cordillera del Himalaya.

Romerolagus diazi o Zacatuche: Es una especie de conejo muy pequeño que vive en una región de antiguos volcanes en México. Su aspecto recuerda mucho al de las Picas, con orejas cortas.

Poelagus marjorita o conejo de Bunyoro. Especie de conejo que vive en zonas de llanuras secas del sur de Uganda.

Pentalagus turnessi o conejo de Amani/Ryukyu: es un pequeño conejo que antes vivía en casi toda Asia pero que ahora queda reducida su distribución a dos islas en la costa del Japón. Se considera un fósil viviente.

Oryctolagus cuniculus: Es el conejo común o europeo con origen en la península ibérica. Es el que tiene una distribución más amplia en todo el mundo. Siendo el único domesticado y el que ha dado lugar a la gran variedad de razas domésticas que hoy día se mantienen como mascotas en todo el mundo. También tiene el triste honor de ser una de las 100 especies exóticas más dañinas del mundo.

Brachylagus idahoensis o conejo pigmeo: Es el conejo más pequeño de América, no se confunde con los de cola de algodón pues no la tienen blanca. Suele vivir en zonas donde abunda su alimento, la artemisa.

Nesolagus netscheri y Nesolagus timminsi: Son llamados conejos rayados y están en serio peligro de extinción. La primera especie vive en Sumatra y la segunda en Vietnam.

Pronolagus crassicaudatus o Liebre roja de Natal, Pronolagus radensis o Liebre roja de Jamenson y Pronolagus rupestris o Liebre roja de Smith. Son llamadas liebres de las rocas, tienen tonalidad rojiza y se discute mucho sobre si son o no verdaderas liebres. Viven en el sur de África.

Sylvilagus spp: También llamados conejos de cola de algodón. Engloba a 13 especies de conejos pequeños y compactos que viven a lo largo de norte y sudamérica.

Lepus spp: Género de las liebres verdaderas, engloba a 29 especies. En España podemos encontrar tres especies, la europea (Lepus europaeus), la de piornal (Lepus castroviejoi) y la ibérica (Lepus granatensis) que es la más difundida. El resto de especies presenta una distribución prácticamente mundial, habiendo sido introducidas en Australia y faltando únicamente en la Antártida.