0

La menopausia en la perra

Por definición la menopausia ( en la mujer) es la ausencia de menstruación debida a la caída en los niveles de unas hormonas llamadas estrógenos, consecuencia de la progresiva y total desaparición de los folículos en el ovario donde se fabrican, dando lugar a una serie de signos en la mujer, principalmente cardiocirculatorios (sudoración, enrojecimientos..), óseos (osteoporosis, fracturas..), cutáneos, genitourinarios, neurológicos, etc…

En la perra no existe la menopausia como tal y aunque con la edad también aparecen unos cambios no son los mismos que en la mujer ni se tratan igual.

Cuando la perra entra en celo (normalmente cada 6 meses) está lista para cruzarse y está dispuesta hasta más allá de la edad adulta en la mayoría de las perras ( hemos atendido partos de perras incluso mayores de trece años).

Sus ovarios también sufren cambios al igual que su actividad hormonal provocando éste efecto la predisposición a quistes uterinos, aparición de metritis, incluso tumores mamarios, ausencias prolongadas de celo, celos irregulares o anómalos, lactaciones psicológicas e incluso comportamientos extraños, siendo ello motivo de actuación veterinaria.

El porcentaje de hembras que desarrollan metritis es muy alto a partir de los 5 años de edad, siendo típico la presencia de abundante flujo sanguinolento o purulento muchas veces, patología que es progresiva, rápido de diagnosticar con una ecografía y que requiere una solución quirúrgica como más eficaz.