La tortuga galápago nuestra tortuga de agua.

Hace poco leí un artículo referente a nuestras tortugas autóctonas, el galápago europeo (Emys orbicularis) y el galápago leproso (Mauremys leprosa),  dos de las especies más amenazadas de extinción por especies invasoras como la tortuga de Florida.

Hablaba de algunos neonatos procedentes del programa de cría en cautividad llevado a cabo por la Conselleria de  Medio Ambiente, en algunos centros de acogida y que una vez alcanzado un tamaño que les permita ser menos vulnerables a la depredación por parte de aves, peces y mamíferos, serían liberados en zonas húmedas valencianas para reforzar las poblaciones de galápagos.

Importante es conocer estas nuestras también bonitas especies, pero no sólo a base de invertir en repoblaciones, si no en concienciarnos en evitar la adquisición o venta indiscriminada de las otras especies invasoras, esas tortugas acuáticas o mascotas que una vez se hacen grandes,  dejan de ser atractivas para los niños y son abandonadas en nuestros ríos, lagunas o pantanos compitiendo y aniquilando las especies nativas.

Autor: Jose V. Griñán

Jose Vicente Griñán es veterinario del hospital JG desde 1994 y está especialmente formado en cardiología, electrocardiografía, ecografía, ecocardiografía, oncología, enfermedades infecciosas y parasitarias, y en medicina de reptiles. www.vetjg.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.