0

Lesiones primarias en dermatología veterinaria: HABÓN.

Los HABONES son lesiones cutáneas edematosas (más plana o elevada según el edema),  bien delimitadas y con un halo eritematoso.  Son la consecuencia de la vasodilatación y edematización de la dermis superficial. Provoca la elevación de los pelos presentes. Son, generalmente, evanescentes y cambiantes y su duración varía de unos minutos a unas horas. Tras su desaparición no dejan marca o lesión en la piel, salvo que el prúrito que ocasionan provoque que el perro, gato o la mascota que lo padezca se rasque y se provoque una herida secundaria.

Se tornan blancos mediante la Diascopia, técnica dermatológica que consiste en presionar con dos laminillas de microscopio la superficie cutánea, así se puede saber si el color rojo que presenta es debido a la dilatación capilar (eritema), siendo éste el caso o a la extravasación de sangre (púrpura), no es el caso pues continuaría rojo.

Se suelen presentar en cuadros de urticaria y alergia. Se pueden denominar también ronchas, sobre todo cuando es el mismo proceso pero con una elevación un tanto menor.