0

luxación de rótula

luxacion_rodilla

La luxación de rótula consiste básicamente en que la rótula de la rodilla está situada fuera de su sitio normal, fuera de la tróclea del fémur.

Es mucho más frecuente en perros que en gatos, sobre todo en razas pequeñas (chihuahua, yorkshire, etc..).

La forma más frecuente es la congénita (el perro nace con esa anomalía) y es necesario corregirla lo antes posible, antes de que la rodilla crezca anómalamente. Normalmente se realiza la profundización del surco de la tróclea femoral (ver dibujo).

La cirugía es relativamente sencilla cuando se diagnostica en cachorros, y tiene grandes posibilidades de éxito. Los cachorros con ésta anomalía tienen cojeras intermitentes.

Si la diagnosticamos en perros adultos se tienen que utilizar técnicas de osteosíntesis, que son más complicadas. Los perros adultos afectados tienen una forma característica de andar: andan con las piernas abiertas y están siempre sentados, rehusando los paseos. La técnica quirúrgica en perros adultos consiste en la desinserción del ligamento tibiorotuliano y su transposición y fijación con agujas.