0

Las mejores condiciones para tener una Cobaya en casa.

La mejor manera de tener a una mascota sería dándole la libertad que requiera. Pero al no ser conscientes de los peligros que entraña la vida en una casa deberemos tenerla  acotada mientras no podamos estar vigilándola. Por contra, tener una cobaya en jaula no quiere decir que pueda o deba estar en ella las 24h del día. Podría ocasionarle problemas articulares y de comportamiento. Hay que abrirle la jaula para que salga y se ejercite, tocarla, estar con ella cuando está activa y en todo caso vigilando que no pueda dañar ni muebles ni pueda dañarse ella mordiendo cables, por ejemplo. Muchas se adaptan a estar sobre nosotros mientras estamos tumbados viendo televisión, como si fuesen gatos.

En el caso de tener varias cobayas las medidas mínimas que necesitan, en la jaula, son de 0,2-0,3m² y 30 centímetros de altura por cada cobaya. Se adaptan bien a jaulas cuadrangulares sin necesidad de nidal, pero siempre es conveniente darles provisión de un material apropiado para hacerse un lecho y un lugar donde esconderse si se sienten acosados. En el caso de que pongamos malla en la jaula, el tamaño de los agujeros debe ser de 1.25×3.5cm para prevenir que las extremidades queden atrapadas en la red, minimizando los problemas. No valen terrarios cerrados tipo pecera pues concentran gases y los cristales son difíciles de limpiar y desinfectar. Hay que tener en cuenta que ni a éste ni a ningún otro roedor se le puede estar limpiando la jaula entera diariamente pues le provocamos mucho estrés. Pensad que tras la limpieza de su hábitat tienen que volver a hacerse el nido; marcar la jaula; hacer su despensa de comida … etc.

El aseo semanal o quincenal, de la jaula, está justificado mientras se mantenga en buenas condiciones el lecho que le pongamos. El lecho debe ser de fácil recogida  y de un material absorbente que evite que se acumule agua del bebedero que gotea o de las orines del inquilino. El heno es ideal porque puede servir como complemento de la dieta, pero debe ser siempre fresco, seco y de buena calidad. Al cobaya no es estrictamente necesario bañarlo, se puede acicalar la zona genital si se ensucia y sí hay que cepillar, evitando así la formación de nudos, en aquellas variedades de pelo largo.

Las cobayas toleran una gran variación de temperatura si se les aclimata de forma gradual aunque lo ideal es que estén a 12-22ºC, las temperaturas entre 27-30ºC les resultan sofocantes, sobre todo a los animales con sobrepeso o a las hembras en periodo de gestación y son muy sensibles al frío de jóvenes.