0

Piómetra en hurones.

La piómetra es una infección bacteriana de la pared uterina, consecuencia de los cambios que sufre el útero en el metaestro o postcelo. Si bien en hurones es un proceso poco común que puede darse en la fase inicial de una pseudogestación, se han visto involucrados Streptococcus spp., Staphylococcus spp., E.coli y  Corynebcteryum spp.  Afecta principalmente a las hembras de  edad media o avanzada. Se trata de una enfermedad grave de inicio brusco y consecuencias potencialmente mortales si no se trata, por lo que puede considerarse una urgencia.

Nos puede aparecer descarga vaginal del pus almacenado en útero, depresión y letargia, anorexia e inapetencia, sed excesiva y aumento en la micción, vómitos y fiebre y hay riesgo de peritonitis por rotura de útero, que está muy aumentado, evidenciándose externamente como un gran abdomen, pudiendo palparlo perfectamente. La ovariohisterectomía (extracción quirúrgica de útero y ovarios) es de urgencia.

En una ecografía se aprecia el contenido líquido del útero conformado como cavidades, dando un aspecto cavitario.

En la analítica nos puede aparecer un aumento de glóbulos blancos, consecuentes a la infección, si bien, en aquellos casos muy avanzados en los que la médula ya no fabrica más por agotamiento pueden estar dentro de la normalidad o incluso estar disminuidos. En un cuadro clínico concreto no tienen porqué aparecer todos los síntomas, en muchos casos sólo aparecen algunos de ellos.

Un frotis vaginal nos puede ayudar a determinar la presencia de pus en la zona de la vagina cuando otros datos diagnósticos no nos son del todo fiables.

frotis vaginal de una hurona con piometra

Si la enfermedad sigue evolucionando y no se realiza la retirada quirúrgica del útero además de darle un apoyo antibiótico al paciente, ésta puede llegar a estado de choque como consecuencia de septicemia (presencia de bacterias en la sangre), toxemia (toxinas en la sangre), insuficiencia renal y peritonitis. Llegando finalmente la muerte.