Reptiles como mascotas: I Serpientes.

  • La tenencia de serpientes como mascotas obviamente depende de la especie (venenosa o no venenosa) y de las dimensiones que vaya a alcanzar el animal en la edad adulta, y las repercusiones que pueda tener en cuanto a su alimentación y mantenimiento ( no olvidando que son carnívoras y las más grandes han de tener un manejo extremo en caso de haber otros animales en casa o incluso niños). Salvo alguna persona con algún interés especial en las venenosas y siempre bajo un estricto control legal, la mayoría de las serpientes como mascotas son o bien culebras o bien pitones.  Más adelante veremos como diferenciar unas de otras. Las culebras o colúbridas son casi todas completamente inofensivas pero de pequeño tamaño y manejables, dentro de las pitones tenemos la pitón real como más dócil y pequeña hasta las más grandes piones molurus y las pitones reticulatas, estos dos grupos con variaciones en su agresividad y manejo. No siempre son dóciles como las de las fotos, habiendo de extremar no solamente la mordedura, que suele ser dolorosa y sangrante, sino el controlar la fuerza de constricción que realizan cuando se las maneja

Autor: Jose V. Griñán

Jose Vicente Griñán es veterinario del hospital JG desde 1994 y está especialmente formado en cardiología, electrocardiografía, ecografía, ecocardiografía, oncología, enfermedades infecciosas y parasitarias, y en medicina de reptiles. www.vetjg.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.