0

Enfermedades Infecciosas del perro (parte II)

-TOS DE LAS PERRERAS O TOS PERRUNA o traqueobronquitis infecciosa canina:

Producida por la combinación de uno o más de estos agentes infecciosos:

Parainfluenza-Adenovirus-Bordetella bronchiseptica, típico de animales que cohabitan con otros portadores o enfermos en perreras, residencias caninas, etc, siendo el contagio por vía respiratoria principalmente.

Se caracteriza por inflamación de vías respiratorias, con toses frecuentes, poco productivas de moco o secreciones, incluso a veces una tos bastante molesta y rebelde de controlar.

Sueler ser autolimitante ( desparace sin tratamiento al cabo de varios días o incluso semanas), pero se aconseja tratar con antibióticos en caso de infecciones secundarias o esté involucrada la bacteria Bordetella, o con tratamiento sintomático ( antitusígenos) durante unos días en los peores casos.

Se aconseja vacunar a los animales que puedan estar expuestos en residencias caninas, albergues o exposiciones / concursos caninos o que suelan viajar.

-HEPATITIS INFECCIOSA CANINA

Producida por un Adenovirus, afecta principalmente al hígado e intestino. La transmisión es la común a casi todos los virus, contacto con la saliva, orina, excrementos u objetos contaminados.

No se ha demostrado la transmisión al ser humano, pero es bastante contagiosa, siendo la vacuna- ción muy efectiva para prevenirla.

-RABIA

Una de las enfermedades de transmisión al ser humano más importante a nivel mundial, siendo además de vacunación obligatoria, se considera ya erradicada en España, no así en algunos paises Europeos.

Se considera una enfermedad fatal que afecta el sistema nervioso de todos los mamíferos y el hombre. Se transmite normalmente por contacto con saliva infectada por mordeduras, lamido de heridas en la piel o incluso por vía respiratoria de las gotitas de saliva en suspensión en el aire en algunos casos.

La vacunación le proporcionará a nuestro perro mucha inmunidad, no habiendo cura de la enfermedad una vez que se presentan los signos clínicos: fiebre, convulsiones…

-BRUCELOSIS

Infección producida por bacterias llamadas Brucellas, transmitidas por ingestión de carne o leche contaminada o por secreciones seminales, uterinas, restos de abortos, etc… en el caso del perro.

En el perro suelen pasar desapercibidas como una infección latente o producir lesiones testiculares o uterinas…en el hombre producen las llamadas Fiebres de Malta: de siempre se ha dicho el no tomar leche cruda por esa razón….

El tratamiento suele ser eficaz, debiéndose tomar medidas higiénicas básicas en el manejo de alimentos que puedan estar contaminados y llevar cierto control en el caso de perras que estén de parto.

-ASCARIDIASIS

Son las lombrices intestinales ( Toxocara canis, en el caso del perro), mucho más frecuentes de lo que pensamos en nuestros pequeños animales y que suponen un porcentaje elevado de transmisión, sobre todo a niños que conviven o juegan en zonas donde los perros eliminan sus desechos ( parques, playas, arena del gato…).

Los animales con sus excrementos o por sus lamidos a través de nuestra piel, contaminan con sus huevos y larvas los lugares donde habitan, por lo que las medidas de higiene y de control han de ser extremas.

Muchos cachorros ya nacen con esos gusanos o bien a través de la leche materna, eliminándolos por heces a los pocos días o infectándose de otros perros, produciendo según la cantidad de gusanos desarrollados en sus intestinos, algunos cuadros de gastroenteritis, pero el peligro lo tenemos con las larvas que nos transmiten, que pueden enquistarse en el ser humano prácticamente en cualquier tejido ( incluso sistema nervioso, ojo, pulmones, hígado…) provocando cuadros varios.

El diagnóstico se realiza por la observación en las heces ( cosa que no siempre ocurre) o por un simple análisis de heces o coproanálisis, identificando sus huevos.

El tratamiento es muy sencillo con varios tipos de antiparasitarios antihelmínticos comerciales: Fenbendazol principalmente, tratamientos que se deben de realizar periódicamente, incluso mensualmente recomendado a todos los perros, ya desde los pocos días de nacer. Entre las medidas higiénicas obviamente el recoger y manejar con cuidado los excrementos de los animales y no permitir el contacto con niños en los lugares mencionados.

-GIARDIASIS

Es una infección producida por un protozoo ( Giardia) tras la ingestión de quistes o de formas flageladas presentes en excrementos, alimentos o agua contaminadas, animales portadores, carnes sin cocinar, etc…Suele producir en animales más susceptibles y en el hombre cuadros de gastroenteritis, con típicas diarreas de aspecto mermelada.

El tratamiento es fácil con metronidazol principalmente.

También se aconsejan medidas de control, higiene y manejo de las deposiciones de estos animales.

-TOXOPLASMOSIS:

También es una zoonosis parasitaria producida por el Toxoplasma gondii, y aunque puede afectar al perro y al hombre, el reservorio y transmisor puede ser el gato, con sus quistes o parásitos presentes en sus excrementos, aunque la trasmisión la pueden provocar algunos roedores o la ingestión de algunas carnes crudas o alimentos contaminados. Las formas quísticas suelen resistir mucho tiempo en el medio ambiente y por tanto las medidas higiénicas deben ir encaminadas al manejo de los excrementos del gato, principalmente en mujeres susceptibles que vayan a estar embarazadas por el potencial riesgo de sufrir abortos o malformaciones fetales.

Los gatos y perros raramente desarrollan enfermedad, siendo muchos los gatos portadores de este parásito a nivel mundial, por lo que se aconseja un control coprológico y serológico en todos los gatos.

-LEISHMANIOSIS:

Enfermedad muy conocida en nuestra zona por la cantidad de perros afectados, incluso transmisible al ser humado por la picadura del mosquito Phlebotomo.

Está producida en animales susceptibles por el protozoo Leishmania, manifestándose en el perro con una gran variedad de signos clínicos, cutáneos ( caspa, ulceras..), oculares, e internos o viscerales ( anemia, hemorrágia, insuficiencia renal, artritis..).

El diagnóstico es muy sencillo, el tratamiento es cada vez más efectivo y ya disponemos de una vacuna muy eficaz para prevenirla.

Además de utilizar todo tipo de repelentes a nuestro alcance para evitar la picadura y el controlar las zonas donde pueda habitar el mosquito , siempre debemos recordar que aunque muchos animales no manifiestan signos clínicos, siempre debemos de pensar en un diagnóstico precoz para poder manejarla en condiciones e incluso curarla.

-EHRLICHIOSIS

Enfermedad producida por la Ricketsia ( Ehrlichia canis) y transmitida por picadura o ingestión de garrapatas. Suele producir una infección lenta que cuando se manifiesta suele acompañar o confundirse con la leishmaniosis, empeorándola, con cuadros de fiebre, secreciones oculares, hemorragias, adenopatías…que si no se trata a tiempo ( con antibióticos doxiciclinas normalmente) pueden provocar la muerte del animal por anemia y otros procesos. Al igual que con la leishmaniosis un diagnóstico precoz con un análisis de sangre rutinario y el control de las garrapatas con productos especiales son la base de su control.