0

La alimentación en tortugas terrestres

ññ La alimentación en tortugas terrestres debe obviamente estar adaptada a cada especie y ser lo más variada y equilibrada posible, además sobre gustos no hay nada escrito….cada individuo tiene un interés especial por algún alimento en concreto respecto a otras y las necesidades son diferentes de una adulta a una juvenil y de una especie autóctona y adaptada como nuestra tortuga mora ( Testudo graeca) a una especie exótica y de crecimiento rápido que alcance dimensiones extraordinarias como la tortuga de espolones o Geochelone sulcata.

En general la dieta de la mayoría de las tortugas terrestres, que son herbívoras, debe de ser baja en grasa y proteínas, moderada en azucares y alta en fibra y vitaminas / minerales, siendo importantes los alimentos ricos en calcio para evitar deficiencias ( como por ejemplo el síndrome de caparazón blando en individuos juveniles ). Debe por tanto rondar en un 70% a base de verduras  ( tipo hoja y hortalizas: brócoli, canónigo, endivias, pepino, calabacín…), un 20 % de fruta ( variada a ser posible y que elijan la que más les guste, recomiendo la fresa, uva, higos, nísperos y frutas tropicales como el mango… ) y el resto alimentos ocasionales tipo -aperitivo- como pan, mermeladas, pétalos de flores ( gustan de hibiscus), algún insecto o carne, raices, hierbas o plantas de jardín no tóxicas, entre ellas les encanta el diente de león    ( Taraxacum officinlais) y no nos olvidemos de la fibra, para regular su digestión y peristaltismo y fuente de minerales, además de utilizarla ( háblese de heno, paja, granulados especiales…) como cama, colchón protector de temperatura y absorbente de desechos…