0

Los 10 apuntes básicos para tener un HÁMSTER como mascota en casa:

1.- Lo primero que deberemos tener es un transportín para poder llevarlo de casa al veterinario o para llevárnoslo a casa, debemos hacer que forme parte de su vida para que no le asuste entrar en él. Colocar alguna golosina dentro para que le resulte menos estresante.

2.- Una vez en casa necesitará una jaula con unas dimensiones amplias pues pasará en ella mucho tiempo. Un tamaño adecuado sería de 90cm de frente x 45cm de fondo x 30cm de alto, mejor si tiene varias alturas. Hoy en día existen jaulas que simulan pasadizos y túneles.

3.- Sería bueno que al menos un 1 o 2 veces al día lo saquemos de la jaula para que se familiarice con nosotros y que pueda explorar un poco fuera de su jaula. De sacarlo sin vigilancia podremos colocarle dentro de una bola de paseo.

4.- Como pasará mucho tiempo en su pequeña mansión podremos colocarle norias (a ser posible sin barrotes) para que se ejercite. Túneles de plástico y recipientes con diversos agujeros ayudarán a que pase el tiempo. Vigilar que no se conviertan en depósitos de comida que pueda estropearse.

5.- Necesitan de una Tª entre 19-23 pues por debajo de 5ºC entran en hibernación.

6.- Lo mejor es acostumbradles a que beban en un bebedero de bola, es más higiénico porque no se derrama el agua si está bien ajustado y evitamos que se mojen cayendo dentro.

7.- Se adaptan a una alimentación preparada para  roedores, evitar exceso de vegetales y de pipas de girasol.  La fibra no es tan importante en su dieta. Se recomienda variar y complementar la dieta con semillas, granos, fruta y verduras para aportar variedad sin desequilibrar la ingestión de nutrientes. El aporte de proteínas de origen animal  (algunos gránulos de pienso para perros o gatos) de forma ocasional será siempre bien recibido.

8.- Como lecho podemos utilizar la arena de maíz o los pellets prensados, pues la viruta puede ocasionarles problemas respiratorios si tiene mucho serrín, la arena de gatos es muy erosiva y el algodón tampoco es adecuado. Cambiar el material de la caja de deyecciones unas dos veces por semana.

9.- Deberá pasar revisión en el veterinario al menos una vez cada 3-4 meses para un examen físico, controlar desparasitaciones, valorar los cuidados y resolver dudas que van apareciendo.

10.-Desde que lo tenemos en casa deberemos ir educándole, mantener una relación con él para que nos huela y nos reconozca y nos permita cogerle cuando es necesario.