0

Los 10 apuntes básicos para tener un RATÓN como mascota en casa:

1.- Lo primero que deberemos tener es un transportín para poder llevarlo de casa al veterinario o para llevárnoslo a casa, no ha de tener zonas abiertas para evitar que se escape por una rendija. Mejor los de tapa de plástico para roedores.
2.- Una vez en casa necesitará una jaula con unas dimensiones determinadas. Un tamaño óptimo de la jaula sería de 40cm de largo x 15 cm de ancho y otros 15 cm de altura o similar es el mínimo para mantener un par de individuos. Lo ideal es que sea algo mayor.
3.- Es opcional el sacarlos de la jaula para que investiguen fuera de ella, sería conveniente pero siempre bajo vigilancia nuestra y en una habitación donde no tengan fácil esconderse.
4.- Para que no se aburran sólo hay que ponerles cosas para que roan, madera de manzano, cestos de mimbre o bolas de paja… podemos también ponerles una rueda sin barras, de las fijas para incentivarles a que corran un poco también. Túneles de cartón para que se escondan y roan son una buena opción.
5.- El intervalo óptimo de temperatura para su desarrollo está entre 16-21ºC. Los ratones son animales sensibles a la luz intensa, por lo que no deberemos colocar su casa en un lugar excesivamente iluminado (lo que no quiere decir que estén a oscuras).
6.- Lo mejor es acostumbradles a que beban en un bebedero de bola.
7.- Son omnívoros natos, capaces de alimentarse casi de cualquier cosa. Lo ideal es un pienso compuesto para roedores prensado en pellets que contiene todo lo que necesitan y darles además algo de verdura fresca en pequeñas cantidades para evitar que se pudra o lo utilicen para hacer el nido. Algún trozo pequeño de galleta, una bolita de pienso para perros, algún tenebrio o un trozo de fruta se pueden dar como golosina de vez en cuando.
8.- Como lecho podemos utilizar el heno pues además les servirá también para regularizar su dieta. Hay que cambiar la cama como mínimo una vez por semana y lavar la jaula. El agua ha de reponerse a diario y los comederos y bebederos se lavan y desinfectan una vez por semana.
9.- Deberá pasar revisión en el veterinario al menos una vez cada 3-4 meses para un examen físico, desparasitaciones, valorar los cuidados y resolver dudas que van apareciendo.
10.-Desde que lo tenemos en casa deberemos ir educándole, prohibiendo sitios donde no puede pasar y premiando actitudes adecuadas que faciliten la convivencia con la familia y el resto de mascotas de la casa.