0

Nuevas mascotas en la clínica veterinaria (1ª parte)

Antes de entrar a estudiar la especie que nos concierne voy a dar cinco pistas a ver si adivináis de quién estamos hablando, antes de seguir leyendo el artículo.

1.-Comen hierba y heno, además de pienso de cereales pero no son conejos.

2.-Tienen varios colores y el pelo lo pueden tener corto o medio largo pero no son cobayas.

3.-Son felices dando saltos
, de un lado para otro, pero no son chinchillas.

4.-Sus crías nacen formadas
y son capaces de correr y comer tras nacer pero no son liebres.

5.-Heidi tenía a unas primas suyas de mayor tamaño en la montaña…
aunque a éstas las tendremos dentro de poco en casa.

Creo que ha quedado bastante claro, sobre todo con la pista número 5. Sí, es cierto,estamos hablando de cabras y en concreto de la cabra enana africana o pigmea. Una preciosa cabrita no mayor de 40-50cm de altura a la cruz y cuyo peso ronda los 20-35kg según sea hembra o macho.

El pelo suele ser corto aunque hay ejemplares con el pelo más largo y una gran variedad cromática que incluye el blanco, el negro y varias tonalidades de rojo.

Si bien suelen nacer animales sin cuernos o mochos, en general tienen cuernos por lo que este hecho podría condicionar la selección de esta especie como mascota si tenemos niños en casa.

Como hemos dicho nacen ya formadas después de unos 150 días de gestación. Hacia los 6-9 meses empiezan con los celos pero se aconseja no cubrirlas durante el primer año pues están todavía muy inmaduras. Los machos suelen comportarse de forma más contundente durante los periodos de celo, por lo que habrá que vigilarlos para que no nos topen cuando paseemos tranquilamente por el jardín.

Suelen vivir alrededor de 10-15 años y necesitan un terreno, aunque no sea muy grande, para poder desarrollar su actividad cotidiana pues son animales curiosos que corren, saltan y juegan todo el día, si bien también necesitarán una zona acondicionada como pesebre para pasar la noche o los ratos en los que quieran tranquilidad o el tiempo no acompañe. Es por eso que son ideales para tener en una pequeña parcela, siempre y cuando no queramos tener un jardín o una huerta también pues devorarán con deleite cualquier planta que tengamos la inconsciencia de poner a su alcance y sea de su agrado.

El veterinario os dará instrucciones sobre desparasitaciones y vacunaciones, además de aconsejaros sobre la alimentación y los cuidados.