0

Una exploración a tiempo puede salvar la vida de tu perra o gata

El cáncer de mama en la perra y en la gata.

La exploración por palpación de las mamas en la perra y en la gata es fundamental para un diagnóstico precoz de cáncer al igual que se hace en medicina humana.

No hay que esperar a tener un bulto como este para acudir al veterinario

El 50% de los bultos o tumores mamarios en la perra son malignos ( 75% en la gata) y muchas hembras morirán de cáncer en el plazo de dos años desde su diagnóstico si no se actua correctamente.

La esterilización temprana en nuestras mascotas tiene un beneficio demostrado estadísticamente en el retraso o en la no aparición de esos tumores mamarios, siendo mayor ese beneficio cuando se esterilizan (ovariectomía) a las hembras antes del primer o segundo celo (sobre el año de edad).

Una vez que los tumores hacen su aparición en el animal la cirugía es la única alternativa curativa en fases iniciales o combinada con quimioterápia para minimizar el tamaño de esos tumores o prevenir su reaparición o diseminación a otros órganos (metástasis).

La quimioterapia también se aplica en medicina veterinaria, con porcentajes de respuesta dependientes del tipo y localización del tumor, presencia o no de metástasis, del estado general del animal y de la implicación del propietario, siempre con protocolos personalizados a cada individuo a tratar y con el empleo de otras modalidades actuales (como la terapia con fármacos antiangiógenicos y de actividad metronómica), mejorándose los porcetages de respuesta.

Es por ello que en todas las hembras ( sean perras o gatas) aconsejamos una exploración adecuada y una revisión clínica anual a partir de los 4 años de edad.