0

Bolas de pelos y tricobezoares.

Las bolas de pelo serían el paso previo a los tricobezoares y la mayoría de mascotas, perros, gatos, hurones suelen eliminarlas o bien por vómitos o entremezcladas con las heces. Los tricobezoares  son acúmulos gástricos  muy compactados constituidos casi al 100% de pelos en estómago. Pudiendo provocar alteraciones digestivas con vómitos intermitentes según la especie.

Se trata de una patología muy frecuente que puede tener varios factores predisponentes, entre los que destacan:
-Dieta inadecuada baja en fibra.
-Razas de pelo largo con procesos de muda muy largos.
-Trastornos hormonales que contribuyen a la autodepilación.
-Deficiencias minerales.
-Esteriotipias en el acicalamiento por alteraciones de conducta.

Los síntomas observados son:
-Anorexia.
-Pérdida de peso, timpanismo, disminución en la cantidad de heces.
-Diarrea.
-En casos graves depresión, deshidratación, hipotermia y shock.
-En el caso de carnívoros también náuseas y vómitos.

El diagnóstico se basa en la historia clínica, palpación de estómago, radiología simple o con contraste de bario o ecografía.

El tratamiento depende de la localización del tricobezoar. Si está alojado en estómago y su expulsión vía digestiva es viable el tratamiento se basa principalmente en el intento de hidratar y disolver la bola de pelo, para ello nos servimos de la utilización de enzimas proteolíticos (Bromelina y Papaína), del zumo de piña natural (que presenta un alto nivel de fibra y además hidrata la bola de pelo), de laxantes y estimulantes de la motilidad intestinal, de antibioterapia y de alimentación forzada.
En caso de estar a nivel intestinal y provocar obstrucción la solución al problema pasa necesariametne por la cirugía (gastrotomía). La recuperación en la mayoría de pacientes suele ser rápida, pudiendo comer incluso al día siguiente al de la operación.