Lesión en la piel por picadura del flebotomo, trasmisor de la Leishmaniosis.

Es aconsejable inspeccionar periódicamente a nuestras mascotas para detectar cuanto antes posibles lesiones que nos den pistas sobre enfermedades que pueden estar incubándose.

La imagen que se muestra a continuación es típica después de que el flebotomo pique y deposite Leishmanias en la piel.

Se aprecia una zona ulcerada con bordes elevados que se asemejan al cono de un volcán. Normalmente suele aparecer en zonas libres de pelo como el interior de las orejas, alrededor de la trufa, en la zona urogenital o bajo vientre, que es donde más suele picar el flebotomo. Cuando se aprecien estas lesiones hay que acudir al veterinario para que le realicen una prueba y confirmar o descartar la presencia del parásito para poner en tratamiento, cuanto antes, a nuestra mascota en caso de confirmarse su presencia.

Autor: Domingo García

Domingo García es veterinario del hospital JG ( www.vetjg.com) de Mutxamel-Alicante-España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.