0

Los 10 apuntes avanzados que te ayudarán a saber más y cuidar mejor a tu PERRO:

1.- La sociedad de los perros está muy jerarquizada, como los lobos sus antecesores, por lo que un perro necesita de esa jerarquía para saber cómo comunicarse con el resto de la manada. Si nosotros no aceptamos o no imponemos nuestra autoridad, él se sentirá obligado a asumirla con las consecuencias que conlleva y en muchos casos adoptará una aptitud en extremo defensiva ante la imposibilidad de aportar alimento al grupo. En el caso de perros muy sumisos, aunque no asumamos la jefatura del grupo, la jerarquización se establece correctamente de forma casual. Factores que van dilucidando esta jerarquía son:
1.El tamaño.
2.La familiaridad con la zona
3.La edad
4.El sexo
5.El nivel de testosterona
Al igual que hacen sus padres debemos modelar a los cachorros mediante correctivos (un ¡¡NO!! a veces es suficiente) cuando no se comportan adecuadamente y premiando su actitud cuando es la adecuada.
2.- Los perros presentan una gran capacidad de comunicación con los elementos del entorno que les rodea, saben interpretar expresiones, gestos, sonidos y una serie de progresiones de sucesos que le permiten “saber” lo que acontece.
Ejemplo 1: Muchos perros presentan actitud de salir a pasear cuando una serie de hechos pasan delante de él: el dueño se cambia de ropa, coge las llaves, recoge su correa y las bolsas para las heces, le llama invitándole a salir con un tono especial, es la misma hora que ayer… etc. Todo este ritual es lo que le dice al perro que toca paseo. Ejemplo 2: De forma parecida reaccionan en otras situaciones, como cuando rompen un jarrón estando solos en casa. No se esconden porque sepan que han hecho mal sino que muchas veces nada más entrar nosotros y ver el resultado de sus juegos nos cambia la cara, el tono de voz y la aptitud corporal pasa a ser agresiva y eso es lo que ellos ven y consecuentemente acachan la cabeza en actitud sumisa y se van mientras pensamos que son muy inteligentes cuando en el fondo están desconcertados ante nuestra manera de actuar. Si lográramos no darle importancia al estropicio veríamos que les da la misma alegría vernos que cualquier otro día.
3.- Es una buena idea tener una  lista preparada de qué deberemos llevarnos ante un viaje improvisado (o no), dicha lista debería incluir al menos: la correa, su cama o cesta o trasportín, su alimento habitual, sus premios y golosinas favoritos, sus juguetes, sus platos y tazas, una o más mantas, bolsas de basura, kit de aseo y peluquería, medicamentos básicos (si toma alguno), un kit de primeros auxilios, toda la documentación en regla (historial médico, certificados veterinarios, cartilla de vacunación, eventuales certificados adicionales según destino). Incluir una foto en el móvil o entre la documentación ayudará a encontrarlo si se pierde. Saber de la localización de una clínica veterinaria en la zona donde vamos a ir evitará estar buscando una de forma desesperada si acontece algún percance.
4.- La documentación obligatoria para la tenencia de perros en España depende en parte de la comunidad autónoma en donde resida pero en general se refiere a la identificación obligatoria con microchip y una cartilla sanitaria o pasaporte donde venga reflejada, al menos, la vacunación obligatoria de la rabia. Para salir al extranjero es obligatorio tener esta documentación actualizada y según el país de destino incluso algún requisito más.
5.- Según la FCI se reconocen 337 razas de perros y hay muchas más pendientes de aceptación. De las cuales sólo 12 son españolas.
6.- Los perros no pueden sudar por eso  jadean continuamente ante el calor y el ejercicio, pero esta afirmación no es del todo cierta pues en las palmas de las manos y patas, entre las almohadillas,  sí presentan algunas glándulas sudoríparas que les permiten ir dejando huesas húmedas en el suelo antes dichas situaciones.
7.- Cuando nos encontramos con que un macho ha montado a una hembra y no se pueden separar poco podremos hacer. El macho se queda “enganchado”, a través de mecanismos fisiológicos y anatómicos, a la hembra a la cual acaba de fertilizar para evitar que venga otro perro inmediatamente después y la insemine, así durante esos veinte minutos aproximados que dura su acción permite que sus espermatozoides lleguen a los óvulos disponibles. Si se intenta separarlos por la fuerza hay un riesgo muy alto de causar lesiones permanentes tanto al macho (afectando a su aparato reproductor) como a la hembra (desde desgarros, hasta rotura del hueso pelviano).
8.- Hasta 1/3 de las perras no esterilizadas pueden desarrollar infección de útero a lo largo de su vida, la esterilización temprana anula este riesgo además de minimizar la aparición de tumores mamarios de origen hormonal.
9.- Los perros de razas grandes y gigantes son más predispuestos a padecer displasia de cadera, es importante que si proviene de un criadero pidamos un certificado que acredite que los padres están libres. Como es una enfermedad influida por muchos genes y por el ambiente el hecho de que los padres estén libres no asegura al 100% que la descendencia esté libre de padecerla, pero siempre será mejor.
10.- El área olfativa de los perros tiene una superficie 30 veces mayor que la humana (y con mayor número de células olfativas) y su oído es capaz de percibir sonidos por debajo y por encima del nivel de audición de los humanos, por lo que es fácil que huelan y oigan cosas que nosotros ni intuimos.