0

Los 10 apuntes avanzados que tienes que saber para cuidar bien a tu ARDILLA:

1.- Su jaula ha de estar pensada para un animal de alturas más que de distancia.
2.- No cogerla nunca de la cola, se desprenden de ella para poder escapar de enemigos que las persiguen y nos quedaremos con la funda de piel que recubre su cola en la mano.
3.- Las bolas de algodón que a veces se ponen para que hagan el nido están desaconsejadas pues podría liarse en sus patas y provocarle amputaciones o ahogamientos. Mejor usar otro tipo de material como papel o heno.
4.- Les gusta, además de una gran variedad de frutos secos, de forma diaria un poco de verdura y plantas de las que nacen en el jardín, como los tréboles, diente de león y los cerrajones… no confundir los tréboles con los vinagrillos u óxalis pues éstos últimos contienen gran cantidad de ácido oxálico y pudieran ser muy indigestas en exceso. También comen con ganas algún granito de pienso para gatos o perros de vez en cuando.
5.- No se deben alimentar sólo con nueces y fruta pues podrían desarrollar una enfermedad llamada hiperparatiroidismo nutricional secundario debido a una alteración en la relación entre el calcio y el fósforo que provoca problemas óseos.
6.- En la naturaleza, la Ardilla Listada es un animal diurno, su vida diaria parece variar de una estación a otra y según las condiciones climáticas del día. En primavera sólo sale cuando se calienta el suelo y permanecen fuera las horas de sol nada más, en verano y otoño se vuelven muy activas, descansando en las horas de más calor y recogiendo cuanto alimento pueden almacenar para la llegada del invierno.
7.- Antes de distinguían dos géneros Tamias o ardillas de norteamérica oriental y Eutamias o ardillas del viejo mundo y norteamérica occidental, es por eso que podremos encontrar varios nombres para definir a la misma especie. Actualmente se discute dicha separación pues las diferencias no son tantas como para separarlas en dos géneros.
8.- Las ardillas poseen, al igual que los hámsteres, abazones que les permiten recolectar comida y almacenarla. Habrá que tener cuidado con lo que dejamos que almacenen porque podría estropearse y atraer a insectos.
9.- Si las tenemos en una pajarera en el exterior veremos que entran en hibernación cuando llega el frío, no deberemos molestarlas durante este período pero sí vigilar que tengan agua y siempre algo de comida por si salen durante su descanso invernal.
10.- Sobre todo durante el verano, es buena idea colocarles una bandeja con arena para que se den baños como las chinchillas, así mismo habrá que vigilar que no la ensucien mucho.