0

Hiperplasia gingival en perros.

En la hiperplasia gingival acontece un sobrecrecimiento de la encía debido a su inflamación, en muchos casos debida a la placa bacteriana en la línea de las encías. No hay que confundirlo con un épuli que es un tumor de la encía. En algunos casos de hiperplasia gingival el diente llega a ser tapado casi por completo por la encía con peligro de sangrado cuando el perro va a comer. Este proceso es común a cualquier perro pero las razas braquiocefálicas, como los Boxer, son las más predispuestas.

Cuando esto acontece se debe dar un tratamiento adecuado que convine la limpieza de la los dientes y la línea bajo las encías con ultrasonidos y un tratamiento antiséptico y/o antibiótico durante un tiempo.

En casos más graves se puede estudiar la posibilidad de resecar mediante cirugía la parte de sobrecrecimiento gingival.